viernes, 11 de septiembre de 2009

30

En Primavera.

Posted in ,


En primavera cumplí veinte años y decidí que quería vivir. Nunca olvidaré la primera vez que la vi; rubia y frágil, tan risueña... como una trampa mortal, y caí...

Los años pasaron y a los treinta supe lo que es degustar un café caliente en las mañanas frías de invierno, lo que es amar despacio, encauzando la pasión en una sola dirección, lo que supone abrirte a nuevos horizontes, todos accesibles ante ti. Nunca olvidaré la primera vez que la vi; pelirroja y frágil, tan risueña... como una trampa mortal, y caí...

A los cuarenta conocí un amor, lo traté con cariño, lo amé despacio, aguardando encontrar el intermedio y comenzar un principio duradero y sin fin. Nunca olvidaré la primera vez que la vi; morena y frágil, tan risueña... como una trampa mortal, y caí...

En primavera cumplí ochenta años,caminaba por el bosque cercano a mi chalé, ya no esperaba conocer un amor cuando apareció; alta, frágil y pálida, reverente y cariñosa. Me ofreció su amor y acepté. Dejó su guadaña, me tomó del brazo y me preguntó: ¿Vamos...? Asentí.


El hombre es el único animal que tropieza no dos sino tres o más veces en la misma piedra.


José Fernández del Vallado. Josef. 2009.




30 libros abiertos:

Seguidores

Total Pageviews

LinkWithin

Recados, saludos y mensajes.

LinkWithin

Google Website Translator Gadget

Mis visitas

Facebook Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Post más vistos