jueves, 10 de enero de 2008

8

El balcón

Posted in
Me asomé, abrí la boca y por el balcón de la casa proclamé a los cuatro vientos que había aprobado, pero nadie me creyó...
En el mismo balcón durante la época de la invasión, sembré la diminuta cosecha de patatas. Mis hermanos y vecinos me lo agradecieron con discretas palabras de aprobación.

También allí medité las mejores estrategias de ataque y repliegue, y en las jornadas de tregua, organicé excelentes festejos. Y luego, el día en que mi padre murió, mantuve la boca cerrada durante el velorio que se celebró.

En uno de aquellos festejos conocí a la que luego fue mi mujer, y de pronto y sin saber bien por qué, una encarnizada y absurda discordia arruinó nuestra relación.

Cierto día, el enemigo sospechó de mí y como el balcón les parecía un sitio seguro, allí me encerraron. Luché durante meses mientras trataba de matar el tiempo en soledad. Recorrí un millón de veces sus cinco metros de anchura; primero caminaba de lado a lado, luego iba en cuclillas y después haciendo el pino. Conté y reconté sus baldosas y baldosines. Recé oraciones que creía olvidadas de la infancia, y comencé a balbucear palabras extrañas, surgían de mi boca como abscesos insolentes. Día tras día fui torturado y sometido finalmente hablé. ¿Que otro remedio quedaba?
Luego, con la boca entreabierta en una mueca de dolor, escuché las ejecuciones en la plaza.
El sistema cambió pero seguí sin salir del balcón, pues alguien dictaminó que yo era un hombre difícil y por lo tanto, peligroso.
Me proporcionaron libros y estudié durante años tres materias al tiempo. Y el día en que proclamé haber aprobado, allá abajo, en la oscuridad de la noche, solo un perro ladró al tiempo que mi celador aplaudía sonriente y me ofrecía un mugriento cigarro.
Y que otra cosa pude hacer, sino gemir como un condenado, como el condenado que era, mientras aceptaba el cigarro como el premio mayor de mi vida…

José Fernández del Vallado. Josef. 2008.

8 libros abiertos:

La soledad más absoluta. Habías aprobado y no se escuchaban palmadas al hombro, ni risas. Un perro solitario aullando, un pitillo como único festejo.

Intuyo que ni era la profesión, ni la materia, ni nada de nada que te gustase en realidad.

Tú y yo tenemos algo en común: escribimos. Es una necesidad para mí, pero con tu nivel espero que se convierta en una profesión para tí. Creo, que ese sería el mejor regalo que te trajera el 2.008.

Besos, Josef
Desde Madrid.

Evan dijo...

No sé si me equivoco, pero siento que esto es una metáfora de la soledad...

Bellísimo tu texto!! :)

AnyGlo dijo...

Imagino a un prisionero de su propia existencia. Una vida sin apenas cambios en la que los logros alcanzados son motivo de una celebración aislada por un cristal que lo separa del resto del mundo.

Entran en escena dos personajes y un vínculo, disfrazado de cigarro, que los aproxima. Una oportunidad para relacionarse con el exterior.

Saludos, Any

fgiucich dijo...

Cuando no podemos soltar la cadenas que nos atan al mundo, nos encerramos en ese pequeño balcón a sufrir en soledad. Abrazos.

Yahuan dijo...

Bien!, aporvó, pero nadie le creyó ..., al menos estaba en su balcón, siempre el mismo y diferente; al menos sabía quién era él mismo.

Por más que nos encierren, por más que la soledad se adueñe en nuestros corazones.. solo una fuerza divina que es nuestra propia lucha puede ayudarnos a salir de esa 4 paredes que divide el silencio y el consuelo..

abrazos..

Neli dijo...

Un texto intenso y lleno de matices. La soledad y la resignación van de la mano. A lo mejor cuando no nos queda nada, surgen las mejores ideas de su vida.
Te felicito.
Un abrazo.

Vivianne dijo...

Es una historia dura y tremendamente solitaria, revuelta en un sin fin de ideas, el preguntarme por qué su abandono, encarcelado en paredes gruesas de material incierto, miedo, valor, satisfacción, un dejo de incertidumbre que me deja pasmada, más sólo momentos que transcurren y se dejan llevar..

Seguidores

Total Pageviews

LinkWithin

Recados, saludos y mensajes.

LinkWithin

Google Website Translator Gadget

Mis visitas

Facebook Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Post más vistos