domingo, 23 de marzo de 2008

17

Santiago III. Antes de este episodio más abajo en el blog están los dos anteriores: I y II este es, de momento, el final.

Posted in Aterricé en Chile vacío de sentimientos, de impresiones, de emociones…
Por lo menos así me percibí tras soportar un periodo de abstinencia sexual y encierro tan frío como si me ocultara de mí mismo en el interior de una caverna. La pregunta consiste en saber: ¿Por qué lo hice? He buscado esa solución, pero no encuentro más respuesta que una: Amor.

Amé tanto, que hubo días en los que la pasión llegó a proyectarse como alimento cotidiano y mágico de mi existencia. Como cuando desde Valparaíso viajamos a reconocer la casa de Isla Negra. No claudicamos y antes, a resguardo de una covacha, entre afilados peñascos, olas del mar rompiendo a nuestras espaldas, y los cochayuyos envolviendo nuestros cuerpos, consumamos el amor. Posteriormente, visitamos la fabulosa “mansión” de Neruda, dejándonos arrastrar por la exaltación de un placer todavía integrado a nuestros sentidos. En la sala de los mascarones de proa imaginé al gran hombre, acomodado entre reliquias y satisfecho con lo que logró cimentar en su fructífera vida. Sí… Aquellos fueron momentos brillantes; solazados por el ímpetu estuvimos a punto de zambullirnos y dejarnos arrastrar por unas olas que no tenían nada de afectuoso. A continuación, consentí complacido en que un caricaturista me hiciera un retrato que conservo ya para siempre.
El ocaso nos sorprendió entrelazados en el bus de vuelta a Santiago.

Y caminatas en busca de la paz de sus cerros, transitar en un metro impecable, siempre ceñidos; su cabeza reposando sobre mi hombro, mi mentón en sus cabellos rizados. Mis ojos detenidos en su mirada clara y profunda; charlas distendidas, atisbos de reconocimiento mutuo, roces, insinuaciones, risas y besos a la vuelta de las esquinas, rodeados de gentío, en soledad, en la oscuridad; besos de energía ilimitada…
Apenas soy capaz de describir con precisión lo que vino a continuación. Sé que no resultó ser más de una semana; quizá tres días a lo sumo, pero también sé que a mí me cundió como si fueran ¡cinco, doce meses!
Las noches que pasamos bajo las constelaciones; los instantes reservados al silencio durante los cuales yo observé fascinado como sus cabellos rizados y suaves se mecían al viento; los amaneceres duros y silenciosos, escuchando la lluvia de claxon y motores en combustión – la vida de Santiago – tras otra noche de ensueño amoroso increíble y difícil de imaginar. Su hombro torneado, su piel suave, sus labios siempre a mi lado. Nuestras cortas y lejanas (en la mente) aunque siempre cercanas en la geografía, excursiones a lugares de ensueño; los contornos de carne joven y dura de su cuerpo al arquearse sobre el mío; los excelentes desayunos que levantaban a un muerto después de una noche encendida; la ternura de sus besos con sabor a sal, con sabor a dulce, con sabor a bombón de crocante, con sabor a realidad, con sabor a irrealidad, con sabor a promesa, con sabor a placer…

La cuestión es que con el ritmo en que los días progresaban hacia la invariable cita final, se aceleró mi pasión. Así fue. ¿Me enamoré yo, hombre difícil, o tal vez más enamoradizo de lo que supongo? No lo creí en principio. Pero, cuando estaba de vuelta en el avión, con consternación cercana a la locura, descubrí que así era. La quería. Y a día de hoy sigo igual; enganchado al tren del amor. Por fortuna entre ella y yo nunca hubo ni habrá últimos días, pues, cosa rara, no vislumbré el final hasta que estuve embarcado en un despegue certero. Aunque sí… por medio hubo un domingo quizá, melancólico.

En resumen este es el final de una historia sin final, porque no ha terminado; así como la vida no se termina, pues tiene siempre su continuidad en quienes piensan y actúan como nosotros, o en mi caso, como yo. Lo sé... Tal vez no exista nadie parecido a mí en ningún rincón del planeta; quizá sea único. Pero, pese a mí misoginia, no lo creo así. Hay algunos que incluso me señalan como al doble del deplorable o magnífico actor “Jhon Travolta.” ¿Su doble…? Jaja... Otros, piensan y seguirán pensando siempre, que soy un excéntrico, vago e inútil, que no escogió el camino debido; aquella senda que sigue una gran mayoría, porque así lo enseñan y deciden desde que uno es niño. En todo caso elegí o me concedieron por imposición un itinerario que no es patrimonio de nadie: Vivir. Y estoy aquí con vosotros para escribir y ser un poco mejor cada día. Al fin y al cabo, un sabio y excelente solista en una canción memorable, dice algo así:

“Para hacer más efectiva la búsqueda del corazón, aviva esa pasión dormida, revívela, y encontrarás sentido a esta vida…”

Un saludo. Hasta pronto...


José Fernández del Vallado. Josef. 14 marzo 2008.

17 libros abiertos:

Visnja Roje dijo...

Visnja Roje dijo...
AMIGOS (A)QUIERO AGRADECERLES DESDE
EL FONDO DE MI CORAZÓN,A TODOS LOS QUE ESTUVIERON CONMIGO Y CON MI FAMILIA EN ESAS CRITICAS HORAS CUANDO A MI PADRE LE DIO ESE AVE LO MAS IMPACTANTE SE LO LLECVO MI MADRE QUE ESTABA CON EL, Y EN VIÑA
SIN SABER DONDE LLEVARLO A LAS 23.30 HRS, COMO SE NECESITABA UN RESONADOR , NO TUVIMOS OTRA OPCIÓN, QUE INTERNARLO EN LA CLIN. REÑACA , LA MAS CARA PERO CUANDO ES UN SER QUERIDO NO IMPORTA DONDE LLEVARLO SI NO LA COSA ES LLEVARLO
EN CUANTOS MINUTOS SEA POSIBLE.
AGRADECERLES A TODOS LOS QUE NO ME CONOCEN PERSONALMENTE Y AL RESTO TAMBIÉN, A TODOS POR IGUAL
GRACIAS COMUNIDAD BLOGGERA


VISNJA

domingo, marzo 23, 2008

Evan dijo...

:)

No tenes idea lo hermoso que es leer a un hombre enamorado!

La historia recién comienza... y tendremos mucho más por leer de ustedes y de su amor...

Un beso a los dos!

Suerte, mucha suerte y felicidad para tu vida...creo que ya lo conoces (la felicidad)..._:)

Vivianne dijo...

Que sería de nuestras vidas sin amor, ojalá este siempe sea del bueno de esos que no hieren o hacen daño, por suerte por gracia podemos disfrutar sin arrepentimientos,nos ofreces una historia repleta de felicidad de encuentros quizás intermitentes pero que quedan grabados en nuestro corazón y recuerdos...

calma dijo...

Bonita historia de amor culminada después de mucho tiempo...
Deseo que tenga final felíz.
Saludos y gracias por tu comentario

Y yo te agradezco la visita a mi casa; cuando vuelvas, van a haber habido cambios.
Te espero y ya te leeré.

besos desde la Argentina:

Ju

Gitana dijo...

Saludos desde mexico, es la primera vez que entro a tu blog. Sabes? estaba leyendo tu perfil, y leí que te gusta Cortazar. A mi tambien me encanta. Hasta mi próxima visita. besos

Hermosa historia, que todo sea pura felicidad.

Un abrazo desde MG

Alimontero dijo...

Que linda historia Josef, que linda realidad, que belleza de relato !
Abrazo a tu corazón enamorado, y felicito a la mujer que despertó a tu corazón!!
CUCALELLA, Laszlo pretendia despertar las conciencias con ello…esa es su intensión… y yo lo apoyo desde mi quehacer… besitos, y gracias por tus palabras!!

JAVIER, hola mi amigo, bien que haces releyéndolos…ahora compártelos… te abrazo desde mi rincón del mundo…

MALENA, “la porteña”- princesa con sutil aroma a azahares que deja huella por donde pasa… acojo tus palabras con respeto y amor.
Te abrazo en nuestro lugar de encuentro bella!!

Ali ♥♥♥

Alimontero dijo...

ups... un traspié virtual..cualquier lo tiene..!
debe ser el contagio del enamoramiento!!
besos
ali

Maybe dijo...

Que es la vida sino amar....
Vive tu pasión, vive tú amor...
Saludos.

La vida la escribes, en cada letra, el amor que inicia.
Lindo conocer tu casa.

Saludos agradecidos.

Kelpie__☼ dijo...




buena historia...
Gracias por tu comentario en mi blog...

Besio y bachos para tiii!!!

alida dijo...

Hermoso, la vida es eso amor
Leí los capítulos anteriores para ponerme al día
Abrazos

Bea dijo...

Felicidades por esa bella historia que no tiene final.

Bitter dijo...

He seguido atentamente tu viaje por Chile, que emocionante tu historia y más aún ver mi país a través de tus ávidos y enamorados ojos.

ha sido un verdadero placer tu relato y felicidades para ti y para ella.

Una historia preciosa..
Me ha gustado mucho leerla..
El amor y la pasíón que desprenda en cada letra me cautiva..
Espero que este viaje no termine nunca..
abrazos..

Seguidores

Total Pageviews

LinkWithin

Recados, saludos y mensajes.

LinkWithin

Google Website Translator Gadget

Mis visitas

Facebook Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Post más vistos