viernes, 26 de octubre de 2007

17

Necesito conectarme al cable…



¡Hey! ¿Dónde está el cable? ¿Lo habéis visto? Necesito conectarme al cable para escuchar mi música. Venga chicos, ¡dadme ya el cable! ¿No decís nada? Mirad lo que os digo. En mi casa tengo dos perros: uno negro y uno blanco. El blanco se llama Jim y el negro John. El blanco es más fiero que el negro y el negro más glotón. En casa hace siempre calor; yo vivo en Florida sabéis. Vaya… otra vez ese ruido. ¡Oh, Dios! No deseo oírlo, me enloquece. ¡Uf…! ¿Hoy no estáis lo que se dice la mar de habladores, verdad? Mirad… me explicaré. Si necesito un cable es para poder oír la deliciosa música, me pongo los audios me olvido de todo y tan a gusto. Además ¿sabéis qué? en casa ya lo habría hecho. Allí no tengo problemas con la música. No, ningún problema. Para empezar tengo dos… ¡dos! equipos de estéreo, sí. Y también dos coches dos lavabos dos neveras dos televisores y dos… Sí, también dos pipas, aunque no de fumar sino dos pistolones como los de Billy el Niño. ¿Estamos? No me falta nada ¿verdad? A que me envidiáis. En mi hogar soy el rey y cuando quiero me bebo los güiskis que quiero ¿No…?

Alto… Un momento… Y mi cortesía ¿dónde está? Me presentaré. Me llamo Frank, Frank Mc Graw y soy publicista. Aunque eso ya os lo dije antes, verdad. ¿O no? Bien. Oídme todos… Deseo aclararos que vivo en Florida y soy un buen tipo. ¡Esperad! ¡Eh tú el del bigote date la vuelta y mira! Sí… eso es, mira bien. Así. Creo… creo que debe de haber un cable por ahí. ¿Os estaréis preguntando que para qué necesito un cable con tanta insistencia? Pues porque quiero conectarme a los bafles para escuchar aquella vieja canción. Sí,¡
el Wish You Were Here!¿Estamos…?
Y… Jim, qué hacer respecto a él. El hecho es que de pronto quien me suena es ese tal, Jim… Oh, ahora lo veo ¡no! ¡No puede ser el nombre de un maldito perro, no encaja...! En realidad presiento que no tengo perros. ¿Y alguna vez dije que los tuviera? Je, je... Si es así perdonadme. Oh claro ya recuerdo, Jim… Jim y el negro John eran mis amigos de Florida. Soy de allí, lo dije antes. ¿O no lo dije…? Salíamos juntos a los catorce o quince. Sí, eso es. Los sábados nos dábamos un garbeo por aquel centro comercial tan horrible. El West & End se llamaba, si se terciaba ligábamos y fumábamos un poco de crak, naturalmente a escondidas. Pero no hacíamos daño a nadie éramos… eso, buenos chicos. Sí, buenos americanos...

¿Y Suzanne? Qué me decís de mi Suzanne. ¿Está buena no? ¿Qué no la vistéis en el aeropuerto cuando salimos? ¡¡Que no…!! ¿Decís que no? Vaaamos no mintáis. Os morís de celos porque destacaba, sí. Estaba más bien que las otras. ¡Hey, aguardad! Por alguna parte debo llevar una foto... La conocí, la conocí allí... Es decir en el West. Desde el principio me gustó. Veréis es… una mujer como debe... Fina y tan educada. Jamás te suelta una palabra fuera de tono ni contradice. ¡No, nunca! Y me quiere con devoción. Está a mi lado. Lo sé, lo sé… ¡¡Lo juro!! Sí, estoy seguro de eso. Y encima guapa y todo. ¿Querréis ver su foto, no? Vale… Pues después os la enseño…
Luego… aquella mañana pasó... Cathy escuchaba música cuando… – Vaya, sí, sabed que Cathy es mi hija de trece años – el cable del bafle saltó. Sí, ¡saltó! De hecho hubo un cortocircuito y nos quedamos a oscuras. Y entonces Cathy, que suele ser muy nerviosa se enfadó o se puso de… ¡qué se yo! Y empezó a gritarle a Suzanne y Suzanne por una vez – increíble sí – se salió de sus casillas y también le gritó a Cathy mientras Jim y John… ¡ladraban! ¿Menudo barullo no? – No... Jim y John son mis amigos – ¡Uf! Menudo lío... y menudo escándalo se armó. Era como… ¡como ese ruido de fanfarria que no cesa! Todos gritando, y yo necesitaba arreglarlo… Conectar el cable a oscuras y así poder concentrarme y escuchar la canción de la paz... eterna...
¡Oh, Suzanne, Suzanne! Ahora lo sé... Sé que también aquella mañana lloraste. Tú nunca me lo dijiste pero pude sentirlo. Tu rostro estaba húmedo cuando salí para alistarme. Antes nunca lo hacías, eras más dura. Pero cuando te dije lo de la guerra y… y que mis aptitudes eran válidas y mi disposición... fue distinto. El caso es que primero pareciste encajarlo tan bien y luego de pronto… tan mal. Sí, ahora pienso que esa probabilidad te alteró. Después ya no volviste a ser la misma, no hablabas. Y así todo un mes, el último mes antes de irme tampoco lo hicimos una sola vez. Oh, cielos, cielito Perdóna. ¡¡Perdóname lo del paro…!! El paro y los impuestos atenazaban y había que hacerlo, salir adelante, y conectarse… Conectarse al tren de la vida entendéis, esa era la respuesta y la mejor opción para afrontar la vergüenza de no hacer nada por tu país. Pero esto otro... Enfrentarme al ruido de las bombas.... Nadie... absolutamente nadie me dijo que hubiera que hacerlo y ahora. ¡Cielos…! ¡Cómo duelen los tímpanos, revientan! Y la cabeza y este ruido infernal que n
unca cesa. ¡Las cabronas están aquí! Así que es eso… ¡Bombas! De modo que estoy metido en la scabechina. ¿¡Es ésta ya la mierda de guerra, chicos!? ¡Decid, hablarme, contestar…! No, no puede ser... Si no iba a haber guerra aseguraron. Sólo era dar un paso y volver. ¿No íbamos de ejército pacífico o pacificador? Y ahora resulta que nada es cierto. ¡Oh Jim y John por lo que más queráis… contestad! ¡Dónde os habéis metido! ¡Decirme que esto no es real! Que estoy viviendo un mal sueño. ¡Quiero saber el porqué! Por qué me convencisteis para seguir adelante si no estáis a mi lado cuando más lo necesito. Por qué me convencisteis con frases tan resonantes si luego resulta que no pensabais venir. Y ahora... necesito tanto conectarme al cable de la vida. No vaya a ser que por un descuido la palme y… mira por… donde. ¡Aquí hay un cable! ¿Y este cable tan fino? ¿Servirá? No, qué va a servir si es… Es... ¿transparente? ¡Hey! Puede saberse qué mierdas hace un cable casi transparente aquí, chicos… ¿Chicos...? Veréis… Esto… Esto no es lo que necesito… No… ¡Oh Dios nadie me entiende! Vaya… No, no es razonable…
Increíble. ¡No – puede – ser! El jodido cable está… ¡Está insertado a mi brazo!


José Fernández del Vallado. Josef. 2007.


17 libros abiertos:

Evan dijo...

Joséf, que fuerte... este cuento me estremeció, no sé... hiciste una combinación que deja una marca.

Te dejo un beso!

david santos dijo...

Josef, por favor!

Envía un Mail para la embajada del Brasil en tu País y habla de la injusticia que los tribunales do Brasil están cometiendo con esta niña.
Gracias. Viva la solidaridad entre los humanos.

More Baker dijo...

Dios José, cómo sacuden a uno tus relatos y qué final tan inesperado!! Qué formas de amarrarnos a tu escritura tienes!
Mis afectos para tí.

Nico dijo...

Josef la verdad que la narracion admirable y ejemplar que enterro mi vista en tus palabras... Creo que ahora soy yo quien necesita un cable...

Un abrazo fuerte, cuidate.

Nicolas.

esteban lob dijo...

Quedé conectado a tu "cable", amigo.
Devuelvo visita y compruebo que en esto del concepto acerca de la radiodifusión, no hay fronteras.
Estamos de acuerdo.

Un abrazo.

Y es que todo nos mueve al mismo espíritu
donde el tiempo nos envuelve,
nos amarra y estremece.

Un abrazo para tu alma.

mi despertar dijo...

Bueno, muy bueno,tienes garra de artista

Mikamy dijo...

Perturbador, estremecedor, buenísimo. Pobre hombre, nunca pudo entender bien la realidad en la cual se estaba metiendo.

Abrazos.

auch! Eso debió doler jejeje


besos

Freyja dijo...

querido amigo
lei dos veces el cuento y te felicito, tienes una habilidad increible para desplazarte con las letras y lograr impresionar
es la vida misma que nos hace sacudir en momentos y sucesos
yo necesito un cable que me ate a la vida por momentos
escribes genial
me puedes llamar amiga, porque yo te siento mi amigo
donde compartimos a traves de las letras lo que sentimos, vivimos y nos unimos
mil gracias por tus bellos saluds y tu compañia
que comiences una linda semana y estes muy bien
muchos cariños
mil besitos y mil gracias


besos y sueños

Vivianne dijo...

Este relato es muy loco, rapidisimo, absorvente, vapuleador como el protagonista, una vez mas excelente Josecito!!!

Josef , gracias por tu visita! me encanto leerte, tienes un estilo unico.

Josef,
A pasado un tiempo desde que depositaste un comentario en mi blog, bueno hoy vengo a devolverte el detalle y vaya sorpresa, que agradables relatos...

Un gusto conocerte y espero seguir leyendonos...

Un abrazo

gracias querido amigo por tus bellos saludos en Fragmentos
Verena y Freyja son una sola
Freyja encanta a la vida y Verena es la escribe
por eso tengo un espacio como Fragmentos solo para escribir como Verena
te dejo muchos cariños y que estes muy bien
una linda semana y mil besitos


besos y sueños

fantasía dijo...

¡Uff! Un relato muy, muy, como diría... muy intenso. No imaginé en ningún momento, tremendo final.
Me gusta como escribes ;)

Gracias evan, me encanta que te haya gustado! Un saludo!

Gracias David, leí lode la niña, hay tantas injusticias en el mundo. Veré qué puedo hacer al respecto.

Gracias More baker por estar y por leerme.

Gracias Nicolás, todos necesitamos que nos echan un cable en alguna ocasión.

Gracias esteban lob, por servir a la radiodifusión, procuraré echarte un cable jeje...

Gracias gerardo omaña por ese abrazo, reconforta mi alma.

Gracias mi despertar, ya quisiera yo, tener esa garra ¿dónde la encuentro?

Gracias mikamy, a vecesd la realidad nos supera...

Gracias sandra becerril, desde luego que dolió.

Gracias freyja por leerme dos veces. Me encanta tener una amiga con la sensibilidad y el arte que tienes.

Gracias vivianne, gracias a ti estoy aquí, te debo mucho, y te quiero más todavía!!

Gracias quiteña en gringoland, agradezco que te haya gustado.

Gracias eduardo eneque, lo mismo digo un gusto connocerte.

Gracias verena sanchez doering. Eres entrañable y escribes muy buena poesía, llegarás donde te propongas. Seremos escritores o ya lo somos un poco?

Gracias fantasía,me alegra que te haya gustado, saludos.

Angélica dijo...

Con razón no entendía na jajaja. Me gustó la historia.

Seguidores

Total Pageviews

LinkWithin

Recados, saludos y mensajes.

LinkWithin

Google Website Translator Gadget

Mis visitas

Facebook Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Post más vistos