viernes, 20 de abril de 2007

5

K219 Adagio...





La noche y el día se invierten, se transmutan… La oscuridad usurpa la luz como un leve manto de franela.


Una nave planetaria se desplaza a una velocidad de 108.000 kms hora mientras gira sobre su eje cual peonza una vez cada 23 horas, 56 minutos y 4,1 segundos, y logra que nos olvidemos de que estamos embarcados en un largo viaje de 4.600 millones de años, de los que apenas presenciamos, si la suerte nos toca: sesenta, ochenta años, y tal vez ni siquiera…


La insoportable levedad del ser de Milan Kundera es nuestra insoportable levedad de ser en la vida.


Otro día… ¿ha sido otra noche? Me incorporo con ojos angustiados, salgo a la calle, al trabajo aunque… ¿Acaso hay un lugar en mi vida o esto es sólo una farsa? A veces descubro miradas que son solo desnudas preguntas ingenuas; otras aparentan ser mapas en los que hay trazadas hermosas y complicadas constelaciones de una longevidad sutil e irreversible.


Camino bordeando precipicios en los que, de cuando en cuando, mis piernas resbalan y desaparezco perdido. Entonces unas manos firmes me rescatan y devuelven al paisaje de la vida.


Soy solo eso... Un ente entre tantos que desfilamos por la existencia tratando de parecernos a jubilosas y radiantes hormigas.


Hago planes. Me paso días, años, urdiendo planes para salir del agujero negro en que está apresado mi grasiento y macerado cerebro.


De vez en cuando, una estrella viene a visitarme e ilumina mi vida; me brinda sus colores e ilusiones, después el firmamento estalla y todo vuelve a oscurecerse.


Es marzo, abril, mayo. Llueve. Sobre las desgastadas tejas de cerámica de mi casa oigo el incansable gemir de una riada de sonrisas deprimidas que terminan por explotar como cascadas. ¡Están ahí! Violines en mi interior. Me proponen que salga, renazca y parta hacia una mentira mil veces maravillosa...


He abierto la puerta de mi mundo. Fuera hay otra puerta y más gente: ¿otro mundo como el mío?




Anoche soñé que venía. Era el Adagio, ¡El adagio K219 Adagio…!






José Fernández del Vallado. Josef.

5 libros abiertos:

Vivianne dijo...

Me gusta tanto como escribes, eres tan dedicado, intimo, poderoso, este es un relato de aquellos, magnífico!!!!

HoneyRocio dijo...

Excelente texto.

Precioso texto, con esperanzas y una apertura a la vida y los sentimientos. Un abrazo. Magda

magda dijo...

Siempre abierto al mundo, a la vida. Lo transmites en todos tus textos.
Magda

Anónimo dijo...

Te felicito, buen escrito Joselito.

Seguidores

Total Pageviews

LinkWithin

Recados, saludos y mensajes.

LinkWithin

Google Website Translator Gadget

Mis visitas

Facebook Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Post más vistos