lunes, 3 de diciembre de 2007

23

El perfíl de nuestra generación.

Posted in , Me da miedo el perfil de nuestra generación inventada a base de pilas de litio, coca cola soda y whisky cutty shark con limón. Me dan miedo los amaneceres turbulentos en los que ves discurrir nubarrones grises más rápido que los propios pensamientos. Me da miedo mirarme en el espejo de la vida y no descubrir mi identidad. Vivo con miedo a vivir porque el miedo se introdujo en el porqué de mi vida cuando por simple descuido lo dejé infiltrarse en mí interior. Duermo estirado como un palo de yeso que suda, camino acurrucado como una tortuga en su caparazón, no me gusta el granizo cuando golpea en la uralita del tejado y menos los rayos del sol que causan costras en mi piel. Soy de cartón piedra y me desintegro con el sonido que produce la vida a cientos de decibelios.

Solía ir a ver a Rudy al chalé en donde la tenían. Estaba siempre en el mismo lugar; los ojos abiertos, la mirada diáfana, cristalina, con la expresión impertérrita desde el día en que el accidente la hizo enmudecer.

Me sentaba a su lado y si había suerte y el firmamento se invertía en constelación contábamos las estrellas anaranjadas sobre su oscuridad palpitante. Decían que su corazón había muerto volviéndose frío como el acero y no era cierto, pues una vez al año, el día de los Santos Inocentes, recordaba la broma que Felipe le jugó en la noria al bajarse de ella en marcha y dejarla arriba llorando y lloraba, pero de felicidad.

Felipe se marchó a la guerra. La que perdió la humanidad contra los hombres. Allí murió para siempre el ser más grandioso y pesado del mundo, con sus ciento treinta y cinco kilos de masa y metro noventa de estatura. Ardió como un coloso en llamas entre pilas de archivos, cuando las bombas sentimentales le resquebrajaron el alma.

Dicen que desde entonces Rudy es incapaz de amar, de hablar de caminar... ni tan siquiera de percibir los colores y menos, claro está, los olores. Y allí permanece, sobre su silla de ruedas de tracción mecánica, en la terraza donde la tienen, siempre en el mismo lugar desde el día del accidente.






Lo sabemos; la vida nos lo arrancó todo; promesas, deseos, anhelos, ilusiones y sobre todo cariño, pero acabamos de descubrir que, aunque en pequeñas dosis y frágil, tenemos algo precioso; es todo lo que nos queda, nadie podrá arrebatárnoslo. Aparece de pronto nos habla y une y aunque sepamos que la vida nos desnudó y laceró para siempre nadie lo logrará.
Me siento a su lado y si ninguno estamos demasiado dopados, cuando sabemos que nadie podrá vernos, nos miramos a los ojos en la penumbra y esbozamos una sonrisa; al menos ella lo hace mientras una de sus manos raquíticas, casi atrofiadas por la parálisis, recorre mi semblante y se posa en mi regazo. Entonces tenemos una certeza que ni siquiera las paredes vacías y grises del psiquiátrico, la mirada gélida de los celadores que nos manejan como a maniquís desmembrados, o la vasta crudeza de los despertares fríos en resquebrajada soledad matinal, serán capaces de encubrir. Quien nos visita no ha muerto y aunque no recordemos su nombre, lo sabemos, quien nos visita no ha muerto, y alivia nuestras vidas en dosis suficientes como para hacernos vislumbrar que no moriremos sin haber hecho algo grande en la vida...

José Fernández del Vallado. Josef. Diciembre 2007.

23 libros abiertos:

Evan dijo...

Josef, vos te has propuesto emocionarme con cada tuyo??? :)

Este cuento sí que me tocó de cerca...

Me fascinó!

Te dejo un beso grande :)

Vivianne dijo...

El miedo nos enseña a darnos cuenta que estamos vivos....a pesar de ello vivimos para ver por último una sonrisa en un niño o soñar que le ponemos un sombrero al sol...
Lindísimo tu relato...triste también... como dicen por ahí "a nadie le falta Dios"
Suspiros sureños!!!!

Carlos dijo...

...un realto nostálgico, que evoca cosumismo, amistad y ganas de vivir.

Saludos.

Y en el fondo de cada vacío, de cada ausencia y de cada dolor, está el Amor, buscando asomarse y no encontrando cómo...

Besos...
Lidia

A k e l a dijo...

Hace tiempo me invitaste a leerte, pr una cosa u otra no lo hice. Lo que me perdi!!! Me encantó leerte!
Un abrazo.

Ayanay dijo...

Gracias por tu visita en mi rincón :)

Volvere otro dia con mas tiempo a leerte.

Besos

alida dijo...

Quien no visita no ha muerto, aunque no recordemos su nombre… espectacular relato, nostalgia, esperanza e ilusión una mezcla de sensaciones
Abrazos

yoymimismo dijo...

Tus letras, están llenas de luz y esperanza, vuela en ellas, en cada segundo, descubriendo mundos mejores...

Paz,

Isaac

Gasper dijo...

Si llegamos a tener miedo a tener miedo, deberíamos poder vivir mientras estamos con vida.

Excelente escrito
Abrazo grande

Nico dijo...

Como siempre Perfecto. Amigo encontre en donde aprender!! y si, tus letras son muy buenas maestras.


Haces musica con ellas y bailan dentro de los que la leen.


Un abrazo, que estes bien.


Nicolas.

AnyGlo dijo...

No temas vivir. Te perderás no hacerlo intensamente!!!
Como siempre; un texto fantástico!!
Saludos. Any

david santos dijo...

El día 17 es el día de nuestra solidaridad con Flavia. Todos debemos tener su imagen en el nuestros los blogues. Viva nuestra SOLIDARIDAD con Flavia

Orizschna dijo...

Creo que es de miedo que las nuevas generaciones vayamos perdiendo la identidad.
Un saludo josef!

mos dijo...

Gracias por visitar nuestro blog.
El tuyo me ha encantado. Escribes muy bien. La música, acompañando, es un complemento que realza el valor de las palabras. Te pongo en mi lista de visitas obligadas.
Muy bueno este texto. Profundo, intenso y muy humano. Todos hemos sentido alguna vez el miedo. El miedo que tratas en este texto.
Un saludo de Mos.

Nekane dijo...

No sé si acertada o no, tu relato me hace evocar la generación X, esa generación que se perdió en el camino en algún momento.

La casualidad me trajo aquí. Mis mejores deseos a un gran escritor.
Yo, como siempre incansable lectora.

Saludos de una ex-cuentera. Desde tu ciudad.

Day dijo...

Querido Josef,

-No es muy difícil despúes de leerte,saber que es lo que mueve todo este relato.

-Lo que es capáz de revivír corazones muertos,y que todo ser humano busca..

un beso.

Correpondo a tu visita y me encuentro con este gran blog literario lleno de mensajes, de reflexiones y elaborado con muchas horas de trabajo.
Te felicito y agradezco la oportunidad que me has dado de conocer y poder seguir de cerca este rincón.
Con el deseo de que sigamos leyéndonos te mando grandes saludos literarios.

Estoy aquí leyendo, muy interesante tu blog.
Felicitaciones!!!
Gracias por visitarme
Elisabet

mabel casas dijo...

josef

tu texto logra transitar los canales del pasado mostrarlos al presente y preguntarse que será con los del futuro...
tiene momentos desde el miedo a la negrura ,que estallan en ternura en esa mirada casi de amor silencio
apunta esperanza ,y eso es lo que el mundo está perdiendo,por eso doble valer lo tuyo
saludos

No quiero responder a ninguno en especial sino a todos a la vez. Y no, no lo hago por vagancia pese a que soy un vago redomado. Si quiero hacerlo así es porque en vuestras críticas y opiniones detecto un sentimiento general de gratitud hacia mi texto; un escrito que pese al halo de tristeza que desprende - conmigo sucedió así mientras lo escribía - termina encontrando esa luz que todos buscamos y que yo necesito tanto ahora en mi vida. No, no quiero lamentos, negrura ni tristeza, en un mundo que parece desplomarse de forma inconsciente e inefable, porque lo que necesitamos son actitudes positivas, compromiso con nosotros mismos y sobre todo franqueza y alegría que eclipsen al cinismo y el desaire y la decepción del cual somos partícipes tan a menudo en nuestros días. Juntos, con personas como vosotros, quienes me leeis y a quienes leo, que estáis tan lejos pero a la vez tan cerca de mí debido a este medio, podemos hacerlo y debemos comenzar a lograr lo imposible: Dar un vuelco positivo a nuestro mundo. Sé que suena a utopía y parece mucho pedir, pero como me repito a mí mismo cada mañana, no estamos solos, sino unidos. Y solo puedo agradecer vuestro apoyo pero sobre todo vuestra unidad, la cual me hace pensar que todavía existe una posibilidad de ibnvertir la tendencia, al menos en nuestros países de habla hispana deberíamos lograrlo... Es una tarea de titanes y difícil sí, pero si cada uno aportamos un grano, tal como hacen las hormigas para construir sus fabulosos hormigueros, no resultará tan difícil de construir esa cadena que piense y actúe en positivo. Al fin y al cabo se trata de eso. De revertir lo negativo en positivo y llenar de amor un mundo cargado de odio.
Gracias a todos por estar, seguiré soñando e imaginando un mundo mejor... cada nuevo amanecer.

Neli dijo...

Un texto con sabor a despedida.
Es agridulce porque con el fina hay un halo de esperanza.
Quien tema vivir con intensidad, no vivirá
Un saludo, amigo.
Enhorabuena.

Topacio dijo...

Me has dejado muy pensativa con esta triste historia tan bien narrada.

Gracias por tu visita y tus palabras.

Un beso.

Gaby Gaby dijo...

Hay tanto que apreder en la vida, y tantas pruebas para que eso suceda... leo tu relato y agradezco que m is preubas sena más sencillas...
En cuanto al temor, siempre estará pero tal vez puedas combatirlo manteniendo a tu consciencia como tu mejor amigo
para tu Ryby y Felipe, solo un consuelo: solo el alma es eterna...
Un sincero beso

Seguidores

Total Pageviews

LinkWithin

Recados, saludos y mensajes.

LinkWithin

Google Website Translator Gadget

Mis visitas

Facebook Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Post más vistos