jueves, 22 de noviembre de 2007

22

- La cita. - Relato con dos finales a elegir.

Posted in El aeropuerto rebosaba, había mucha gente. Provenientes de lugares distantes e impensables. Tras más de veinticinco horas de viaje Emilio había llegado, finalmente estaba allí, en los confines del mundo. Esperándola, inquieto y pensativo, sin cesar de dar vueltas en el apeadero donde convinieron. Sujetaba el ramo de rosas rojas que ella misma le había solicitado entre sus manos sudorosas, mientras su corazón palpitaba deseando taladrar su débil caja torácica.

Recordaba el rostro de Ivana en el webcam: Alegre, despierto y siempre feliz. Acarreando su frágil espíritu hacia lugares de infinitos matices y posibilidades. Él era sólo uno entre millones, y sin embargo, ella lo había elegido.

Se sintió absurdo al preguntarse de pronto qué dudas podría tener y a qué su falta de fe después de casi tres años de relación intachable.

Antes era agnóstico, pero gracias a la fuerza interior que ella le fue transfiriendo, comenzó a ser buen y noble creyente. Y, últimamente, algunas respuestas se habían ido materializando y resolviendo con absoluta sencillez en su mente. ¿Si existiera vida más allá? Entonces podría gozar junto a Ivana eternamente. ¿Si existiera un Dios sabio y benevolente? Al infierno los desalmados e injustos del mundo. ¿Si el mundo sólo era el paso previo a un paraíso colmado de bondad, sabiduría y sublime belleza? Adiós a las horribles máscaras de indignidad que devastaban la tierra. Para ellos, los creyentes, sería el Paraíso.

Transcurrió más de una hora, oró plegarias a Dios, pero su móvil continuaba sin sonar, sin enviarle la respuesta que necesitaba. ¿Por qué ni siquiera una señal?

De madrugada, apenas sin vuelos, sin gente, con los guardias de seguridad observándolo con recelo, permanecía en la terminal aferrado al ramo de rosas. Los ojos acuosos, la fe medio descalabrada, los ánimos en franca caducidad.
No tenía nada de ella. Ni dirección, ni teléfono, ni siquiera un posible lugar a donde ir. Tampoco entendía un ápice del idioma de aquel lejano país.

Se le ocurrió de pronto. ¡Había una sala de internet! Con manos temblorosas se conectó y con sorpresa y a la vez desesperación, hizo el descubrimiento. Ivana no estaba en línea, pero no le importó, aguardaría. Resistió firme casi toda la noche.
A la mañana siguiente el ramo de rosas se hallaba marchito sobre la mesa del monitor, donde también reposaba la cabeza de Emilio. Abrió los ojos, un enorme desamparo se apoderó de su alma. ¿Existe una esencia en verdad, un ser que nos acompaña y ayuda en los momentos difíciles? Entonces ¿Cómo era incapaz de sentir la presencia a su lado?
Apenado, pero sabiendo que la respuesta al problema estaba en su mano, se dirigió al mostrador y adquirió un billete de vuelta.

Cuando el avión despegaba sonó el móvil y Emilio escuchó la voz. Y mientras la oía su semblante, hermoso como siempre, se dibujó radiante en su percepción y sonrió con amplitud. Esto fue lo que oyó:


1er Final.

- Amor aquí estoy, en el aeropuerto. Tal como convinimos. ¿Recuerdas? Sólo que ahora contemplo como te vas para siempre.

Y prosiguió.

- Perfecto Emilio, cumpliste. Me has demostrado tu absoluto amor y fidelidad hasta el último instante. Sólo tú podías hacerlo. Me resultaba increíble que un hombre en principio agnóstico, con un trabajo fijo, buena reputación, dinero e intereses, pudiera dejarlo todo y venir a verme al otro lado del mundo. Has dado el primer paso y con ello has puesto la primera piedra, no te desanimes. Estás en el camino de hallarme y me hallarás. Sigo esperándote, sigue buscando, soy toda tuya.

¡Te quiere! Tu amada Ivana…


2º Final.


- Amor aquí estoy, en el aeropuerto. Tal como convinimos. ¿Recuerdas? Hoy es el día. ¿Has llegado ya? ¿Dónde estás? No puedo verte…

Emilio contuvo un sobresalto. ¿Era posible que se hubiera equivocado en un día? Trató de hablar pero ella se adelantó y prosiguió.

- Bien, me alegra que hayas cumplido. Sabes... Me has demostrado tu absoluto amor y fidelidad hasta el último instante. Sólo tú podías hacerlo. Me resultaba increíble que un hombre en principio agnóstico, con trabajo fijo, buena reputación, dinero e intereses, pudiera dejarlo todo y venir a verme al otro lado del mundo. Has dado el primer paso y con ello has puesto la primera piedra, no te desanimes. Estás en el camino de hallarme y lo harás. Sigo esperándote, sigue buscando, estoy aquí en la terminal cerca, muy cerca de ti. Y por fin soy toda tuya…! ¡Te quiero..! En segundos vamos a encontrarnos… Emilio ¿Estás…?

La comunicación se interrumpió. El avión no hacía escalas. Al regresar a su país quiso conectar por internet, pero instantes antes de hacerlo, en el mismo aeropuerto, encontró a una mujer. Estaba perdida y parecía preocupada. La acompañó en su coche hasta el centro de la ciudad y como no tenía lugar donde comer fueron a un restaurante. Después siguieron hablando y pasearon durante el resto de la tarde, cenaron. Y en el transcurso de esas horas intimaron. Esa misma noche la pasó con Leticia.

A la mañana siguiente Emilio entró en un ciber, debía hablar con Ivana, pero tampoco la halló conectada. En el msn encontró el siguiente mensaje:

- Sigo esperándote. ¡Te quiero! Tu amada Ivana…

Pensó en responder, pero de pronto se encontró incapaz de hacerlo. En cambio, de forma inconsciente se dio de baja en el correo y ocultó la existencia de Ivana a Leticia. Mientras, en el fondo calmado, pensaba: Así son y serán siempre los designios del Señor: Inescrutables...


José Fernández del Vallado. 2007.

22 libros abiertos:

Evan dijo...

Como más lógico, elijo el segundo final...

Aunque me hace ver que los amores virtuales no son tan fuertes como podemos creer, que pueden ser olvidados en una sola noche...

Joséf, que lindo tu cuento, es muy original!

Un beso.

Nico dijo...

Elijo el segundo final, pues es mas de mi gusto. Josef la verdad que admiro en la forma que escribes, tengo 16 años intento escribir lo que puedo y soy de Argentina.

Tienes una calidad y donosura para las letras.

Un abrazo grande, cuidate.

Nicolas.

IMAGINA dijo...

Ni pensarlo.
Me quedo con el segundo.
En la vida real añoro os finales felices pero en el arte s´lo lo inesperado logra atraparme.
Muy bueno.

Mini2008... dijo...

el segundo!!!! qué bien escribes, primera vez por tu blog creo, volveré... original, intenso... saludos...

JJ - dijo...

Elijo el segundo. Porque los caminos del amor son inescrutables aunque quisièramos escribirlos de otra manera siempre algo se cruza en el camino.
Muy buenas letras.
Claro que puedo llamarlo también mi amigo virtual.
Un abrazo!

kukilin dijo...

Me quedo con el segundo final, lo encuentro más verídico, encaja mejor con mi imaginación y mi gusto.
Escribes muy bonito, esta historia me ha atrapado desde el comienzo; ¡Excelente!
Un abrazo.

manly dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
manly dijo...

Pues yo elijo el primer final.

Porque.. ¿qué pasa que Emilio era Don Juán Tenorio y tenía un amor para cada día??? ¿todas las chicas detrás de él? ¿la chica primera iba a ser tan tonta que iba a equivocarse de día? pues mira no.

Prefiero el primer final porque lo veo más real. Un chico que llega a sus antípodas tras un amor que cree haber encontrado en internet. Una chica que hace que un chico recorra el mundo para sólo comprobar si le quiere o no.

El primer final es la vida misma. (o yo lo veo así)

Vivianne dijo...

En definitiva los dos finales son acertados, elegir uno sería el primero, primero porque soy romántica y si he de tener una relación por tres años vía msn y webcam bien vale la pena que el final sea feliz o el comienzo de una relación de amor face to face, con el segundo final la relación que tuvieron sólo fue un voladero de luces intrascendente e insignificante hasta el punto de darla de baja en internet o el hombre estaba muy necesitado o bien nada de lo que tuvieron fue verdaderamente importante.
Magnifico relato con la perspicacia de dejar dos finales jugosos y dinámicos, abrazos!!!

alida dijo...

Los dos finales están bellísimos cada uno a su estilo, pero el segundo me pareció sorprendente

Un beso y feliz fin

Maria Coca dijo...

Me quedo con el segundo final. Me parece más interesante y real...

Un buen relato. Gracias y besosss

Isoba dijo...

Decididamente, me quedo con el segundo. Es más creíble.
Saludos

Gasper dijo...

El segundo tiene más humanidad y por lo que veo muchos nos sentimos dentro de esa piel que confunde los horarios y se engancha con otra historia que, por algo apareció, se cruzó, nos llevó hacia otro lugar.

Lo mejor de las citas es no saber cómo pueden terminar.

Abrazo

Visnja Roje dijo...

!Muy bueno¿,elijo el segundo final, porque pienso "más vale un pajaro en la mano que 100 volando"o como dicen por ahí "juan segura vivió 100 años.
Asi de simple
un beso

Visnja

Andrea dijo...

Que buena historia, los dos finales me gustan y como dice por ahí una lectora más vale la pena un pajaro en la mano que 100 volando, tu blog está renovado felicidades por ello, un abrazo desde Penco chile

Alfonsina dijo...

BUENÍSIMO!

Me quedo con lod dos finales. Sabes porqué?

Porque en ambos casos, valió la pena hacer el viaje tanto para él como para élla.

y me acuerdo de refranes...

El que quiere celeste, que le cueste...

No hay mal que por bien no venga...

Todo pasa por algo...

El que no se tira al río, no lo cruza...

Una mano lava la otra, y las dos, lavan la cara...

Despacio que estoy apurado...

jajaa!!!

Besotes!


Alfonsina (...Cicuta O Maleza?...)

mabel casas dijo...

creo que todos los cuentos pueden tener tantos finales como lectores haya
dado que al terminarlo uno puede seguir elocubrando posibles...
de todos modos lo más valios es el darse permiso de concocer al otro

después la vida,las estrategias y los aeropuertos pueden hacer que la realidad emerja cambiándolo todo...por que todo gira nada es estático y no siempre hay final feliz........
saludos

Freyja dijo...

Hola amigo
me quedo con el segundo final, pero siempre he pensado que los amores virtuales no tienen la base necesaria y pueden hasta ser un juego o una necesidad para muchas almas solas
el amor para mi tiene que ser real, verlo, mirarlo sentirlo
haces el cuento muy especial y siempre he pensado y sentido que nada pasa por casualidad en nuestras vidas
lo que no encontro y fue a buscar, lo encontro cuando llego a su pais y Leticia era real, asi son los caminos de la vida
mil gracias Josef por tus bellos saludos y por entender mi enfermedad la que es parte de mi y va conmigo dia a dia y me hace buscar, luchar y seguir siempre, aunque muchas veces pare mi vida
es parte de mi vida y la acepto y va de la mano conmigo y cuando hablo de ella y cuento de mi dolor del alma y que a pesar de todo sonrio con la vida y me abrazo con ella, no es para que me tengan pena, la contrario
para que cada persona siga luchando siempre ante todo dolor de la vida
no te niego que a veces tambien se me pierde
y tu amigo sigue luchando tambien, sabes no volvera y si vuelve ya tienes la experiencia y la fuerza de lo que viviste
pero lo importante de todo esto es volver a levantarse siempre una y otra vez con mucha fe en ta vida
gracias por cada una de tus palabras que me llegaron al alma, yo solo busco envolverme en amor siempe y sonreir al dolor y la alegria
el cuento hermoso como siempre
disculpa si no te habia contestado antes, pero mi salud me tiene en estos dias, ya muchos doliendo el alma y no me ha tenido muy bien
pero voy contestando los saludos lentamente igual
te djo muchos cariños y que estes muy bien
una linda semana y mil besitos
gracias Josef


besos y sueños

Alimontero dijo...

Hola Josef, me gustaron los dos finales...que buena y factible historia!!
Me quedo con la primera, porque soy romántica...
un abrazo,
ali

AnyGlo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AnyGlo dijo...

El primero deja una puerta abierta a la imaginación; así que me quedo con él!!!
Un saludo. Any

Trini dijo...

Si hay que elegir un final, me quedo con el 2º. Quizá por mi fe en la esperanza de que un corazón roto sana antes con otro buen corazón al lado.

La verdad es que soy bastantte esceptica con los amores virtuales.

Un estupendo relato. Enhorabuena.

Saludos

Seguidores

Total Pageviews

LinkWithin

Recados, saludos y mensajes.

LinkWithin

Google Website Translator Gadget

Mis visitas

Facebook Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Post más vistos