sábado, 10 de noviembre de 2007

22

RENACIMIENTO.

Posted in Amalia iba detrás, junto a Juan, se encuentra bien. Por fortuna el accidente no revistió mayor gravedad para ella y después de seis meses de recuperación de las fracturas de tibia y peroné pudo volver a caminar. A juan le costó algo más; iba sentado tras el asiento del copiloto y su rostro golpeó contra el asiento de delante. Se partió la nariz, al tiempo, al echársele encima el asiento, se rompió dos costillas y se fracturó ambas piernas a la altura de las rodillas. Rosa, mi novia, que iba de copiloto, tuvo menos suerte y, debido al fuerte traumatismo cráneo encefálico que sufrió tras el choque frontal, entró en coma y definitivamente quedó en estado vegetativo. En cuanto a mí... de forma inexplicable, y quizá porque no me puse el cinturón, resulté ileso al caer bajo el salpicadero del coche, lo cual me libró por milímetros de que el chasis del vehículo me hiciera pedazos. Los bomberos me extrajeron de debajo del camión donde quedé atrapado durante cerca de tres horas.

Esta madrugada, tal como suelo hacer cuando su familia no está – ellos no permiten que la vea – acudí a visitarla. La mantienen con respiración asistida y la alimentan mediante sonda nasogástrica. Le hablo acerca de la suerte, si así puede llamarse, que tuve al encontrar trabajo en la fábrica, pues en realidad estoy condenado en la trampa de la sociedad y mi salario no dará para cubrir de por vida la sanción que me impuso el tribunal. Sé que cometí una tremenda irresponsabilidad y no tengo perdón. Pero también veo, como cada día, mientras
TRÁFICO elabora recuentos cada vez más abultados de muertos y accidentados, la televisión continúa emitiendo anuncios de nuevas y veloces máquinas de la muerte. Y yo no soy nadie; acaso una mera pieza más en el mortal y cínico mecanismo mercantilista de una industria con una ambición desmedida. En cuanto a Rosa... ella es un alma en pena atrapada por leyes absurdas que la impiden morir con DIGNIDAD (EUTANASIA), porque no tiene uso de palabra ni razón para expresarse.

Pero por fin esta madrugada, tras diez años de sufrimiento, la liberé. En realidad nos liberamos los dos, y no dude en hacerlo. Tras mirar sus ojos inexpresivos los vi suplicarme y llorar atrapados tras la coraza inútil de su cuerpo. No había nadie; estábamos solos. Le retiré la respiración asistida, le saqué la sonda, le quité la vía que la mantenía unida al suero y entonces percibí como su cuerpo se relajaba por completo. Levanté las sábanas que la cubrían e hice lugar a su lado, y pasando un brazo por su nuca me tendí junto a ella. Y por primera vez en años, estuvimos donde tantas veces soñamos. La playa era hermosa, de arena fina, suave y blanca. Los rayos del sol acariciaban nuestros párpados proporcionándoles el calor y la tibieza que no encontraron en años, las aves marinas graznaban, y el rumor de las olas era un constante aliento de vida. Mientras que el cielo, azul intenso, como un fino paño de lino, enmarcaba un horizonte ilimitado... Y en mi boca, el sabor dulce y casi agradable, de la barra de chocolate mezclado con el amargo cianuro de muerte...

José Fernández del Vallado. Josef. Noviembre 2007.



22 libros abiertos:

Evan dijo...

Ay Josef... se me caen las lágrimas...

Solo por amor uno es capáz de dejar ir a quien ama y liberar su alma.

Entiendo que partieron juntos...

Un beso, que pases un lindísimo finde!

marta dijo...

Romeo y Julieta
moderno, sensible, una historia para llorar,
saludos.

Freyja dijo...

querido amigo
la historia me deja el corazon partido
no podemos cargar con el destino que en un instante cambia todo
las cosas suceden y sobre todo los accidentes automovilistos, te lo digo porque lo he sufrido en carne propia y pararon mi vida por mucho tiempo, tuve la suerte que de todo lo que me sucedio hoy solo quedan algunas cicatrices
como lo cuentas, me impresiona
la vida es asi, tus amigos se recuperan y a ti no te sucedio nada porque no era tu momento de partir
Rosa fue la que sufrio todas las consecuencias pero con la ventaja que ella no se dio nunca cuenta que la vida la habia dejado en ese estado
solo la familia, los amigos y tu sufriron el dolor de verla eternamente en silencio
no hacemos las cosas para que sucedan, la vida es asi llegan los momentos y se sufre por los sucesos, no puedes sentirte culpable de lo que sucedio, date cuenta que en un instante cambio la vida de todos, pero tu no buscaste y tampoco querias que algo asi sucediera
solo piensa que sucedio lo que nunca buscaste que sucediera, los accidentes son asi
me impresiono tu fuerza y entresa, amandola como la amabas la lograras liberar y la dejaras partir
estuviste mas cerca que nunca al lado de ella, con todos esos sueños donde ambos habian soñado juntos
Rosa desde el cielo te da las gracias y te acompañara aternamente en tu corazon, ella sabe que tu no eres culpable de lo que sucedio, fue la vida misma o el destino como lo llamamos muchas veces
el luto que llevas en tu corazon esde mucho dolor, pero no te sientas culpable de algo que jamas buscaste que sucediera
ademas siente en tu alma que liberaste su alma
no te condenes toda la vida, solo aprende a vivir ahora la oportunidad de valorar cada instante que viviste con ella y de valorar la vida, la tuya
tus historias siempre logran estremecer, estan llenas de vida
mil gracias por tus bellos saludos y tu compañia en el blog de Freyja, yo vivo asi sin calendarios y sin horas, aprendi que el tiempo a veces solo atrapa
te dejo muchos cariños y que estes muy bien, un lindo fin de semana
mil besitos y mil gracias amigo


besos y sueños

Gracias por vuestros comentarios evan, marta y feyja.
Amiga freyja, por fortuna para mí lo que cuento sólo es ficción. Al escribirlo quiero incidir en un punto; el dobre rasero con que nuestra sociedad trata el problema de la circulación; imponiendo por un lado graves castigos los accidentados (no me parece mal si son culpables) mientras por otro siguen involucrados en la cadena consumista y permiten que la televisión haga publicidad de vehículos cada vez más potentes (me parece fatal) cuando deberían límitar la velocidad de los turismos y hacerlos mucho más seguros. No olvidemos que hay vehículos de lujo que alcanzan velocidades de hasta 280km/hora. El otro día leí que un famoso deportista o una personalidad alcanzaba esas velocidades,y ponía por puro capricho, en grave riesgo la vida de otros. Para solazarse no? ¿La solución? Aparte de reducir velocidad no la sé, y me gustaría saberla. Sólo trato de aportar mi granito de arena a un problema latente. Un fuerte saludo a todos!

Najla dijo...

Se me helò el corazón cuando leí todo esto....

Muchas veces no es precisamente pasar al otro mundo cuando hay que romper la sonda que nos mantiene atados a un mundo de fantasìa.. o al mundo de una persona a la cual pertenecemos... Y hay que tener las suficientes fuerzas para cortar la respiracìón artificial que mantiene vivo eso que queda.


Solo le pido a Dios.. que no pase diez años para encontrar la fuerza de hacerlo.!!!

Saludos!!!!

alida dijo...

Josef, mientras leía, palpitaba mi corazón ufsss; menos mal que aclaraste que era ficción, pero sinceramente hay muchas personas que vuela en los autos sin pensar en la consecuencias
Feliz domingo

Carlos dijo...

Muchas veces no hace falta morirse para morirse.

Intenso relato.

Un abrazo, Josef.

Carlos dijo...

...siempre admiré a Ramón Sampedro por su valentía...es mi héroe de la vida real ;)

Excelente post Josef

Vivianne dijo...

Ficción, con notas totalmente reales, aunque creeme cariño que no estoy de acuerdo con la eutanasia, la verdad, creo que en serio jamás me lo he planteado, más bien prefiero dar vida que quitarla, soy donante de todos mis órganos para dar vida a quien los necesite o a mejorar un poquito su calidad de vida, entonces lo otro me hace tintinear...besos y suspiros sureños!!!

Orizschna dijo...

Una hermosa, hermosa historia, en verdad muy humana y real.

Gracias por el post, alegraste mi tarde.

Un beso!

Colores dijo...

Hola! hacía mucho que no pasaba... me gusta darme una vueltita para leer tus exquisitos textos que me hacen emocionar! Me encanta como escribís, José! Qué historia tan triste de amor!
Besos

Day dijo...

Buenos días Josef,

Esta historia es muy triste y en cierto modo y también aleccionadora,ojalá pudiesen entenderla tanta gente que solo conoce sus propias ambiciones personales,en el día a día.

-Aquí donde yo vivo,por casualidad esta semana,El Canciller! tenía una conferencia en Graz al cúal iba retrazado,y que crees que el hizo?!
-Imagínate el primer jefe de estado(o su chofer es lo mismo son sus órdenes) pasándote al lado con su limousine a más de 180 km..

-Un abrazo,fué bueno descubrirte a través de tu agradable visita.Buen día.

se me a puesto el bello de punto, joer que bonito¡¡, a eso se le llama AMOR
besitos cielo y que tengas un dia requetequqtequete especial, muack, miles de abrazos

Maria Coca dijo...

Un relato duro y dramático pero real, como la vida. Un drama que termina con un suspiro de amor. Me gustó ese final romántico.

Besos desde mi orilla.

Silvia dijo...

Una historia muy dulce, con temas que son de actualidad y que afectan a muchos.
Un final muy lindo, se unieron pese a todas las adversidades.
Un abrazo.

Enzo Antonio dijo...

Una historia dramática, real y bellísima aunque sea dolorosa.
Un abrazo estimado amigo.

Cris dijo...

Quise venir antes, pero no me fue posible. Ahora veo cuánto me he estado perdiendo.
Usted es un señor escritor, como los que uno quiere llegar a ser.

Un abrazo.

valeria paz dijo...

Me he conmovido con este hermoso relato, triste, pero hermoso.

Saludos

More Baker dijo...

Saludos amigo:
Me pasó lo que a muchos... pensé que eras tú. Por fortuna no. Una historia bien contada como siempre, con la cual recordé Mar Adentro. Y algo más: la muerte no existe para el amor.
Gracias por escribirla, cómo eres de gentil con tus lectores!

Visnja Roje dijo...

realmente muy buena, josef, tu eres peso pesado ,eres escritor con un abuena cantidad de libros, , pero no aquí en Chile ,
luego te haré una consult a pero te la haré por el mail
Realmente muy buen relato
!!!!GRANDE JOSEF¡¡¡¡¡¡

UN BESO

vISNJA

Ligeia dijo...

Historias reales o ficticias, literatura finalmente,
vida, muerte, un renacer...
Cuando el sabor de los besos ya sean oníricos se esparcen en el subconsciente literario
forma parte del encanto
eso se denomina imaginación ...

Gi dijo...

Uma história intensa, dramática . É ficção mas bem podia ser uma crónica da vida real. No fim um acto de amor, de libertação, é assim também que vejo a eutanásia. Ao mantermos a pessoa estamos a pensar mais na falta que elas nos vai fazer no que no seu bem estar.
Deixar ir, é pensar mais no outro do que em nós. Aí está o sentimento na sua forma mais pura. Desinteressado.

Um beijo Josef. tenhos entido a tua falta

Seguidores

Total Pageviews

LinkWithin

Recados, saludos y mensajes.

LinkWithin

Google Website Translator Gadget

Mis visitas

Facebook Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Post más vistos