sábado, 26 de mayo de 2007

6

Amor con Puntos Suspensivos...






Sales del trabajo tarde, muy tarde. Son las tres de la madrugada cuando llegas a aquel pub lejano esperando encontrar los amigos y la descubres sólo a ella. Está sentada, cabizbaja, algo debió de pasar. Alza la cabeza. Te ve. Corre hacia ti y te abraza con la ilusión de una niña emocionada…

Tú no preguntas, no esperas respuestas, la respetas. Ella tampoco habla. Se abraza a tu cuello, sus ojos de cristal te miran felices y quizá, borrachos de amor.
Pides una copa. Ella te toma de la mano, te saca a la pista, danza a tu alrededor mientras ríe de una felicidad contagiosa.

“Sabes… es la primera vez que estamos a solas.” Te espeta al oído.

Tú te maravillas. Y al cabo de la segunda copa arrojas todos tus miedos y preocupaciones por la ventana y te mueves; giras abrazado a ella, sin cesar de mirarla. Ríes, gesticulas y parloteas con embriaguez.

Subes las largas y angostas escaleras que dan acceso a la salida persiguiéndola. Te sientes joven y audaz. De sopetón, un aliento cálido con sabor a dulce de turrón y una oscuridad azul como la de una fantasía irrumpe en tus pulmones y en tu ser. Os detenéis en un banco de piedra al otro lado de la calle y contempláis el silencio. Las estrellas resplandecen con el áurea de un óleo de Van Gogh; el pueblo está impregnado de un sopor a verano y a flor damadenoche. Un mutismo relajante empapa tus sentidos y te llena de sobria placidez. Percibes su brazo al pasar por tu cintura y una voz murmura de nuevo en tu oído.

“¿Estás perdido verdad? No sabes lo que quieres…”

Te vuelves a mirarla. Vislumbras su bello y moreno perfil de cíngara. Y sí, sabes lo que quieres. Pero también lo que ya no podrás obtener.

De pronto ella te besa en la boca. Te sorprendes, dudas un instante, y le devuelves el beso. Os separáis, volvéis a juntaros y a abrazaros, sonreís inquietos. A continuación, mediante un leve titubeo, ella dice.

“Puedes… llevarme a su casa.”

La amas. La deseas. Pero no puedes hacer nada. Es la novia de tu mejor amigo...


José Fernández del Vallado. Josef.




6 libros abiertos:

Anónimo dijo...

Hola Josef, te dejo mi mail para lo de las fotos silviagoiko@yahoo.com

sendero dijo...

Es un bello cuento, es de señalar que la tensión permanece y solo se rompe en el momento exacto, es decir , al final,.. un abrazo

Eternos Saludos desde el Sur de Chile para ti Jose, buen texto... pero me esperaba ke la magia fuera mas fuerte ke un juego de amigos... jejeje


Un abrazo!

Un hermoso relato lleno de magia hasta la ultima linea...

Besos mi cariño y amistad para ti...

Gracias amigos. Me siento muy agradecido por vuestras visitas y palabras que me llenan de ánimo para seguir adelante! Saludos a todos!

Charo dijo...

De veras es mágico, todo el juego amoroso, toda la atmosfera, los bailes, el contoneo, el deseo... espero que su mejor amigo no sea celoso.

Seguidores

Total Pageviews

LinkWithin

Recados, saludos y mensajes.

LinkWithin

Google Website Translator Gadget

Mis visitas

Facebook Badge

Se ha producido un error en este gadget.

Post más vistos